La historia de Buda.

Siddhartha Gautama, mejor conocido como Buda

Fue Buda o Siddhartha Gautama, el mayor exponente de la filosofía budista; filosofía conocida por percibir al sufrimiento de una manera menos mundana y más espiritual, esto fue lo que lo llevó a convertirse en buda.

Entre los preceptos de este sabio filósofo, se encuentra que elSiddharta Gautama Buda sufrimiento no es más que el apego a deseos y bienes materiales impuros que dificultan el encuentro con el “yo” espiritual.

La trascendencia espiritual era uno de los mayores anhelos de este filósofo y fue gracias a muchas eventualidades en su vida que fue asimilando esta aspiración.

¿Quién fue Siddhartha Gautama?

Fue un ícono de la cultura asiática debido a todo el sufrimiento que pasó durante su vida.

Entre los acontecimientos más remarcables se encuentra el hecho de que tenía un padre bastante influyente y sobreprotector que evitaba que su hijo se encontrara con el mundo exterior y por lo tanto, con el mundo real.

Siddhartha al mantenerse renuente en cuanto a seguir las órdenes de su padre, decide aventurarse fuera del mundo lleno de comodidades que brinda la realeza y se enfrenta a la dura cotidianidad de la vida corriente.

Medios como la abstracción meditativa fueron de gran importancia para el representante de la filosofía budista.

Siddhartha decía que la única manera de entender los problemas humanos era a través del puro estado de consciencia que proveía la abstracción meditativa.

Estos métodos ayudaban a sentir y a escuchar el alma, que era lo que el cuerpo más necesitaba en momentos de tensión y agonía.

Las 4 nobles verdades, el camino óctuple, el ciclo de las vidas impuras del sámsara son palabras claves que se necesitan saber a la hora de saber más sobre la trayectoria y doctrina del budismo.

La historia de Siddhartha está llena de duras conmociones y crisis, las cuales afirma el representante, son necesarias para poder llegar a la iluminación y a la verdad que significa la paz espiritual en el budismo

Para Siddhartha Gautama, el apego a cosas mundanas era el origen de todo sufrimiento y entre estas cosas se encuentra elSiddharta Gautama “yo”, el cual explicó a lo largo de toda su obra como buda.

Sin dudas, Siddhartha Gautama dejó para la historia un legado lleno de enseñanzas que aportan mucho sobre las dificultades de la vida y de cómo estas se deben enfrentar en el budismo.

Descendiente de reyes

Buda había nacido en el seno de una familia de reyes en donde abundaban diferentes predicciones sobre su destino, entre una de estas se afirmaba que algún día sería un príncipe y posteriormente un rey aislado de toda religión.

La predicción de un sabio

Al haber sido hijo de un rey, Siddhartha Gautama recibiría la visita de 8 Brahmanes comandados por su padre, estos se presentarían luego de 5 días de haber nacido el pequeño sabio.

Cada uno de los brahmanes al haber visto al bebé empezaron a predecir su futuro, 7 de ellos afirmaba que este niño se convertiría en un rey y posteriormente un santo, pero fue el Brahmán Kaundinya el que tendría una convicción diferente.

Kaundinya predijo que el pequeño Siddhartha no solo se convertiría en alguien lleno de sabiduría, sino que viviría lo suficiente para que el mundo lo reconociera con el título de “Buda”.

Un anciano, un enfermo y un muerto

Siddhartha Gautama tenía dinámicas bastante estrictas con su padre, este al ser el rey deseaba lo mejor para su príncipe y esto significaba aislarlo de cualquier “mundanidad” que se encontrara lejos del palacio en el que se encontraban.

Eventualmente, Siddhartha terminaría por empezar a cuestionar los mandamientos de su padre y al mismo tiempo empezaría a sentir curiosidad por el mundo que se encontraba fuera de los límites de su palacio.

De esta forma, el joven príncipe y futuro sabio le dice a su auriga que lo lleve al mundo exterior del cual su padre lo había alejado, también le había dicho que no temiera a las reprimendas del rey,

Le dijo que sería el mismo príncipe quien asumiría la responsabilidad de haber dejado el palacio, otorgándole un gran alivio al auriga quien solo seguía órdenes de sus superiores.

Una vez que Siddhartha y su auriga se encontraban fuera del palacio, el príncipe empezaba a notar las cosas que poco a poco le empezarían a suscitar una crisis desagradable.

Estas fueron las conocidas 4 escenas que describirían la crisis espiritual del joven y futuro sabio.

Entre estas escenas se encontraban un anciano, un enfermo y un muerto, fue el auriga quien logró calmar las curiosidades de Siddhartha explicándole cada una de las situaciones con las que ambos se  topaban.

La conmoción

Dentro del mundo cómodo que existía dentro del palacio, Siddhartha se encontraba incapacitado para exponerse ante las duras realidades del mundo exterior, realidades que terminarían creando en él una dura conmoción.

Al haberse encontrado con un hombre anciano, Siddhartha se había exaltado por lo que había visto, un hombre con piel Estatua de Siddharta Gautamaflácida, ojos apagados y con una postura bastante endeble.

También llegó a encontrarse con un hombre que sufría de una grave fiebre, este se movía de un lado a otro mientras jadeaba y tocía por su condición.

En su tercera salida del palacio, Siddhartha se encontró con un hombre inmóvil y pálido que se encontraba en una superficie cargada por otros 4 hombres, fue ahí que descubrió la muerte.

Fue su fiel auriga quien le explicaba todos estos acontecimientos al príncipe, gracias al consejo de su transportista, la conmoción de Siddhartha no extinta pero si contenida, pudo encontrar un significado aún más profundo.

Por último, Siddhartha y su auriga habían presenciado a un hombre con trapos amarillos que rodeaban su cuerpo, tenía una mirada y un andar tranquilo y fue ahí que su curiosidad y atención fueron atrapadas.

El auriga le había explicado que este era un hombre que estaba desprovisto de deseos mundanos que lo ataran a lo terrenal, que era un hombre que había encontrado su paz a través de sus hábitos espirituales.

La huida del palacio

Luego de haber tenido todas estas experiencias fuera del palacio, Siddhartha se da cuenta de que la mejor manera de vivir su vida es adoptando los hábitos del asceta que había visto por última vez, es ahí que emprende su viaje espiritual.

La experiencia en el bosque

Entre las cosas que Siddhartha fue aprendiendo durante su experiencia con los ascetas se encuentra la importancia de los bosques como el contexto necesario para empezar a abandonar los vicios y las ataduras al mundo terrenal y nimio.

Cada una de las experiencias vividas en los bosques ayudaba a Siddhartha a encontrar a su “yo” espiritual, eso incluía alejarse de los constantes sonidos de la civilización y la sociedad y empezar a acercarse a los sonidos del alma.

La meditación

La meditación era el estado de consciencia con el cual se podía escuchar al alma, Siddhartha sostenía que un estado de concentración y relajación era el medio y hábito necesario para empezar a escucharse a sí mismo.

El nirvana

Es a través de la meditación que cada persona es capaz de alcanzar el Nirvana, Siddhartha afirmaba que esto era posible una vez que había una sintonía genuina de la persona con su “yo” espiritual.

El Nirvana sería el estado último de la espiritualidad para aquellos quienes practican el budismo, esto significaría desvincularse de cualquier sentimiento impuro que ate al usuario al mundo físico y nimio.

Líder del budismo

A medida que se involucraba más en el ascetismo se iba dando cuenta de que se debía tener un punto medio en cuanto a la búsqueda de la paz espiritual.

Esto último lo llevó a cuestionar la doctrina en la que se encontraba inmerso, eventualmente abandonaría a los ascetas, duraría 49 días meditando bajo la “higuera arbórea sagrada” Siddharta Gautama/Budapara conseguir el estado “Bodi”.

Este era el estado de la iluminación, estado que solo se conseguiría a través de una ardua tarea de abstracción meditativa que llevaría al “discernimiento” del mundo  y a la liberación del sufrimiento y del dolor.

Sus ideas

Fue este estado de iluminación el necesario para motivar a Siddhartha a crear la doctrina budista, doctrina no tan rígida como el ascetismo pero tampoco tan flexible como las tendencias hedónicas.

Muerte y legado

Fue la doctrina budista la que impartió a lo largo del mundo la idea de desprenderse del sufrimiento a través del camino óctuple, las 4 nobles verdades, el pesar que causa el apego y evitar el renacimiento del sámsara y vidas impuras.

Luego de su muerte, su cuerpo fue cremado y se hicieron reliquias a creadas a sus semejanzas, estas se utilizan actualmente como una referencia a su doctrina filosófica la cual se ha impartido alrededor de todo el mundo.

RelatedPost

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *